Buscar

Búsqueda personalizada

miércoles, 3 de agosto de 2011

Carta abierta de Ezequiel Mosquera.

A continuación podéis leer la carta abierta que Ezequiel Mosquera, ciclista (en estos momentos es un decir) actualmente en las filas del Vacansoleil, escribió para que los medios de comunicación la publicasen. En ella describe como fue, y es actualmente su situación después de que le detectasen hidroxietil en un control antidopaje de la vuelta a España 2010. Caso que a día de hoy sigue sin estar resuelto.

A través de esta carta abierta he decidido contaros una pequeña parte de lo que he vivido en los últimos meses. Os garantizo que escribo esto de mi teclado y letra, no como las anteriores en las que entre todo mi entorno medíamos las palabras para evitar que se contaminase más el procedimiento. Perdonadme, por tanto, si está escrito "de aquella manera", pero es que yo en mi día a día hablo gallego.


Tenía esta carta escrita para hacerla pública hace dos semanas, pero he preferido no publicarla durante la disputa del Tour por evitar incidir en un tema en un tema "difícil" para mi equipo (si aún lo es). Ahora la publico ligeramente modificada pero con el mismo fondo.


Desde que el "señalado" día 29 de septiembre me entero por los medios de comunicación del famoso resultado adverso (que mal suena) con HES he vivido tantos avatares que creo que me haría falta un libro para contarlos. A día de hoy sólo escribo porque empiezo a tocar fondo, porque mi voluntad para entrenar tiene un límite, porque veo que la temporada se acaba y... esto ya no tiene sentido. Desde el jueves pasado he levantado el pie.


No quiero hablar de "trabas" a la hora de defenderme, pero todo este tiempo no sé si ha servido para algo que no sea el estar ¿sancionado? Esta especie de justicia preventiva junto con el laberinto legal en el que te vas metiendo poco a poco están acabando con la paciencia que siempre he creído tener, pero que me la están poniendo muy muy a prueba. Desde el primer día, he colaborado activamente en mi defensa, pero llegó un momento en el que tuve que decir "basta". A partir de finales del mes de enero entrenaba a diario religiosamente pero fuera de las horas de bici el ciclismo profesional no entraba de las puertas para dentro de mi casa, era ya cuestión de salud mental y de bienestar familiar (mi mujer embarazada sufrió hasta el punto de tener problemas a partir del sexto mes). Mi abogado me dijo desde el primer momento que guardar silencio era la opción más acertada, decisión que acaté a rajatabla hasta el punto de que empecé a sentirme cómodo con mi vida de "civil". No he abierto la boca, ni para, bien ni para mal, porque entendí que era una manera de no entorpecer ni crear presiones. Como ya he dicho, alguna vez recurrí a los ansiolíticos, algo que no es dopante, pero sí enmascarante. (Por cierto, no vayáis a poner esto de titular!)


Allá por el mes de noviembre planteamos nuestra defensa en Suiza (previa petición y aceptación), ante la Unión Ciclista Internacional, porque dadas las circunstancias, la fecha en que salió a la luz la noticia y de la manera que bajaba el río en octubre y noviembre pensamos que era la mejor opción. A cada pregunta o comunicación que remitíamos la respuesta de la UCI se demoraba aproximadamente un mes, hasta que se presentó el informe de nuestra defensa el día 10 de diciembre y... hasta mayo. Me han tenido esperando, en silencio, esperando... callado, sin dormir por las noches por la rabia" ¡Eso hay que vivirlo!


El HES (almidón hidroxetilo en castellano) no es un enmascarante de EPO. ¡No lo es! Y lo podéis preguntar a cualquier médico especializado o a la NASA. ¿No hay ningún científico que lo explique?, si así lo fuera, habría mas positivos por HES que por EPO y no sé si alguna vez ha habido un positivo con esta sustancia hasta ahora. Hasta donde yo sé es un almidón modificado, que aparte de estar presente en casi todo es la materia prima de los carbohidratos empleados en todos los suplementos de uso deportivo, nutricional o hidratante, no hay ningún almidón o glucosa que destruya ninguna otra molécula de cualquier otra sustancia dopante o no. Estamos, simplemente, ante una normativa antidopaje obsoleta, porque lo que está prohibido es un método y nunca la sustancia. Por supuesto, tampoco es una sustancia que aumente el rendimiento (lo hemos dicho y nos lo han confirmado). Si yo digo que no he enmascarado nada, es que no he enmascarado nada ¡carallo!. No soy gilipollas para afirmar algo como lo he afirmado y que después te saquen las vergüenzas. Es tan simple como ver los datos de mi pasaporte biológico en poder de la UCI y la RFEC y cotejar las fechas.


Además, hace unos días descubrimos que analizaron mis frascos "A" en Madrid bajo los parámetros requeridos por la UCI y con resultado "negativo", pero que esos mismos frascos "con mi nombre" viajaron a Alemania custodiados por "no se quién" y se volvieron a analizar en Colonia para análisis complementarios, no se con "qué técnica" ni si está homologada, pero a mí no se me comunicó y eso es lo mínimo... ¿no os habéis parado a pensar que si no han encotrado EPO será simplemente porque no la hay?, porque está claro que analizar, analizaron y bien, con la particularidad de que con esta sustancia si hubiese aparecido un "umbral" o "subumbral" de cualquier otra, aunque sólo fuese un rastro, entonces si que estaría "frito" (echad un ojo al BOE). No me malinterpretéis, no voy buscando el defecto de forma porque no me hace falta, pero hay derechos que no se deben vulnerar. Algunas circunstancias y atropellos más me los guardo en el tintero hasta el final del proceso por lo mismo, ni entorpecer ni presionar.


No escribo para dar pena, no es mi estilo. No quiero pedir clemencia ni favores, ni mucho menos deberlos (antes muerto que sencillo). Es necesario tener un plan "B" en la vida y el chip ya lo he cambiado hace tiempo, no te queda otra si no quieres volverte loco. Lo único que pido es un juicio justo e "individual" y que no arrastren más la poca imagen que me queda, que ya no se si es compatible con este deporte, porque yo soy de trapo, no se si os habéis parado a pensar en el total desamparo que queda un ciclista para defenderse y de cara a la opinión pública en una situación como la mía, por muy inocente que seas.


Todo esto me está costando muchos euros, puesto que durante todo este tiempo no he cobrado un duro de un contrato que había firmado allá por el día 6 de septiembre, ni se si cobraré, ya os contaré cómo y por qué, pero es una simple cuestión de honestidad. Aun así, a día de hoy no tengo nada que decir de Daan Luijkx ni del equipo Vacansoleil, porque su trato humano hacia mi ha sido ejemplar. No quiero ni pensar lo que hierven los teléfonos cada vez que me inscriben en una carrera. En estos años apocalípticos de ciclismo no debe de ser fácil sacar adelante un proyecto Protour.


Cuando crucé la línea de meta de la famosa "Bola del fin del Mundo" lo primero que dije fue preguntarle a Condesa (masajista): "Ganei, ¿non? ganei..." Él me respondió casi llorando: "Claro que ganaches máquina, claro que ganaches...". ¿Quién me iba a decir que después de 10 meses aún me haría la misma pregunta..."


Sé que debería decir esto en una rueda de prensa, no descarto hacerlo en los próximos días, aceptando las preguntas que en su día no acepté sobre algo que me había "enterado" unas horas antes, pero entenderme, durante este letargo han llegado a darme miedo determinados medios de comunicación.


De todos modos, gracias a todos los aficionados para los que, en cierta manera, va dirigida esta carta. A todos les pido perdón por el silencio. Sé que muchos llevan tiempo queriendo saber de mí. Gracias a todos los que han colaborado conmigo en todo este jaleo, que son unos cuantos, gracias a Terio Carrera Tvg, a Pedro Pablo Alonso y Raúl Villares Radio Galega, a Pepe Xagarós, a Pablo Yañez, El Correo Gallego a Juan Carlos y Armando Álvarez Faro de Vigo, Mariluz Ferreiro, Pedro Delgado, Heri Frade, a Eduardo Chozas? todos ellos junto con los medios especializados en ciclismo CAF, PDL, M2M, Biciciclismo y alguno que seguro se me escapa han tratado de contar las cosas con el mayor optimismo y realismo posible. Gracias también a los que no se pronunciaron, que no es poco, porque supongo que entendieron que por encima de organizaciones y empresas, el primer perjudicado fui yo, yo y mi familia.


Un Saludo.


Eze.

-FIN-

Seguiremos esperando, seguiremos creyendo, seguiremos apoyando a Ezequiel Mosquera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.

NOTA: Tu comentario no aparecerá hasta que sea aceptado por el administrador, se paciente. Se acepta cualquier opinión que no falte al respeto a nadie o cualquier comentario que no sea claramente Spam.